Tengo mucha suerte


Es verdad.

Tengo mucha suerte. Por múltiples razones.

Mi familia, que me ha dado todo y que mantenemos la unión, el buen humor, la complicidad y la ternura. Mis padres y mis dos hermanos; mis cuñadas, mis sobrinos... No sé si será eterno, pero por ahora, es casi perfecto. Nos seguimos queriendo, ayudándonos y comprendiendo nuestras cosas. Y mantenemos esa actitud ante la vida de reírnos de nosotros mismos. Os quiero mucho, y me hacéis muy feliz.

Mis amigos. Mi grupo de amigos y amigas es fascinante. Diverso, variado, con multitud de caracteres, aficiones y metas. Me siento arropada, fortalecida, me divierto y a la vez, miro a la vida con una mezcla de seriedad, fascinación y esperanza. Sois básicos en mi vida. Todos, cada cual a su manera. Os debo mucho.

Y a ti, mi héroe de mirada tranquila. Mi sonrisa, el brillo de mi mirada... A ti, que como siempre digo, saliste de la nada y de unos recuerdos infantiles. Me has dado equilibrio, sobriedad y permites que mis tonterías y chiquilladas sigan siendo esa forma de mí que te hace sonreír. Siempre he sentido tu apoyo, tu confianza y la templanza necesaria para mirar hacia una vida en común. Te quiero.

Y mi trabajo, que aunque suene falso, me encanta. Disfruto haciéndolo, porque me gusta y tengo un ambiente en la oficina que es distendido, amable y de buen rollo. No sé si será siempre así; si un día me cansaré o algo me trastocará. Pero hoy, en todos los órdenes de mi vida, tengo mucha suerte. Muchísima...

Muak.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo