top of page

Navidad, familia y amigos

Actualizado: 20 dic 2022


Las Navidades para mí, es un sinónimo de compañía y seres queridos. Lo digo siempre que puedo, y es que tengo mucha suerte. Para mí, mi familia es básica en mi vida. Y mis amigos, lo mismo. No sería yo sin ellos. Lo digo como lo siento, como lo vivo y como quiero que continúe.

En mi familia, mis padres nos obligan a los hermanos a escribir la carta de los Reyes Magos.

Papá Noel no es bien recibido. De hecho, mi hermano amenazó con demandarle por allanamiento de morada, hace ya varios años. Aunque he de decir, que para los sobrinos, mi madre y mi padre han sucumbido y les cae algún detalle. Pero nada comparado con los reyes magos.

Y lo de la carta, pues se ha convertido en un acontecimiento. Es como una tradición que siguen también los hijos de mis dos hermanos mayores, mis sobrinos y mi sobrina. Y mis dos cuñadas. Este año, también mi churri, que más cortado que un Eduardo Manostijeras reventándose un grano, ha tenido que leer la suya.

Mi hermano mayor, que es muy gracioso, hace unas cartas que te partes la caja. Yo sigo esa línea. Divertidas, estrambóticas, imposibles... Pero geniales. Mi hermano mediano, más serio y prudente, lo hace desde un punto de vista académico, utilizando palabras raras, inusuales, floridas. Yo, como digo, voy más por el camino de mi hermano mayor. Hubo años que pedí a Brad Pitt y a Thor (Pataki, cabrona). En otras ocasiones he pedido un barril de cerveza. En fin, que son cartas llenas de humor, de coñas y siempre leídas en público, delante de toda la familia.

para mis sobrinos es un hecho casi místico. Las leímos todos el domingo... y fue tronchante.

Mis amigos, en otra orden y lugar, son también muy importantes. Reunirnos para celebrar lo que sea. La vuelta de Lucas por Navidad, por ejemplo. Lucky Luke, para los amigos, aunque La Helen le llama El Almendro, porque trabaja en los emiratos, de ingeniero de petróleos, gases, exploraciones y codas de esas, es siempre celebrada por todos. Un tipo sencillo, serio, que se casó y se fue con toda la tropa allí. Encantador y muy sensato.

O cuando Ana nos dice que se ha abierto una nueva tienda, han puesto a la venta una nueva línea de productos, que tal o cual falda, pantalón, o lo que sea, es lo último. O si nuestra amiga María, a la moda de lo último siempre, nos lleva a un restaurante o lo que se le ocurra... Todo eso, si es Navidad, a mí me multiplica los buenos sentimientos.

habrá quien piense que soy una tonta. Me da igual. Yo lo disfruto, lo paso bien y me siento rodeada de los míos. El resto, Mastercard...

Que paséis una muy Feliz Navidad.

24 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page