Marca personal. Redes sociales


No sé si lo sabéis, pero me dedico al marketing en mi vida seria. La del trabajo, quiero decir. Esos momentos en los que me gano las habichuelas y con los que nunca llego para irme a Las Maldivas a veranear.

El otro día estuve dando un seminario con mi jefamiga a chicos de último de carrera, sobre la marca personal. ¿Qué es la marca personal? Seguro que has oído hablar de ella. En pocas líneas, cuando hablamos de marca personal no solo nos estamos refiriendo a las aptitudes o prácticas profesionales que, son también muy importantes, sino que además incluye una combinación de habilidades y experiencias que te hacen ser tú. Digamos, por así decirlo, que es tu propia descripción y definición. La mezcla de tus valores, habilidades, experiencias y predisposición.

No solo existe la marca personal cuando estamos hablando de un entorno laboral, sino que en tu propio circulo de amistades o relaciones familiares, la gente que te rodea tiene una percepción de ti. Es, si utilizamos lenguaje de marketing estratégico, como el posicionamiento de una marca de coches. ¿Qué imagen tiene la gente de BMW? ¿Qué imagen tiene la gente de Lola Barnon?

Podemos definir de forma más pragmática la Marca Personal como la manera en que te perciben el resto de personas gracias a cada acción que llevas a cabo, comunicas y transmites a diario. Y aquí voy a hacer un inciso. Hoy en día, tal y como vivimos, con ese exceso de información y de sobreexposición a la que los humanos nos auto sometemos en las RRSS, en la percepción que se puede tener de ti, tiene mucha importancia el entorno. Y me refiero al entorno digital. Obviamente los más cercanos te conocerán y tendrán la imagen de ti a través de tu actuación diaria y personal. Pero ¿y el resto? ¿Los que no te conocen personalmente? Sencillo: a través de las redes sociales. Son los escenarios naturales de desarrollo de tu marca personal. Por eso se aconsejan varias cuestiones para potenciar esa imagen de uno mismo a través del mundo de las relaciones digitales. ¿Cómo puedo

1- ser tú mismo. No vale mentir, porque te acabarán pillando y eso afectará mucho a tu marca personal. Perderás lo más intrínseco de ella: la credibilidad.

2- hay que analizar. Yo vivo de estudiar datos, de sacar conclusiones y crear estrategias. El marketing, en contra de lo que mucha gente cree, no es para gente únicamente creativa. Hay que analizar datos continuamente para saber a dónde quieres ir y cómo quieres llegar. Eso implica marcarse un objetivo. Que puede ser, simplemente, divertirse. Pues trabaja para ello y date unos minutos para pensar.

3- Estrategia. "Me quiero divertir". Incluso para un objetivo tan amplio y sencillo de entender como este, hay que marcar un camino a seguir. Si uno está en las RRSS es que quiere ser visto o leído, o entendido. Si no, no se publicarían cosas, comentarios, fotos, pensamientos... Bien, pues esas publicaciones deben seguir una estrategia. Y no me estoy refiriendo a algo complejo. Simplemente, una coherencia y un camino.

4- No actualizarse. Cariño, si no te modernizas y te has quedado en las chaquetas de hombreras, no te va a hacer caso nadie. Pero no porque seas un antiguo, sino por tu escasa capacidad de adaptación. En todos los órdenes de la vida, hay que ir avanzando. Incluso en las RRSS.

5- Entender a tu seguidor o usuario. También es importante. No vale que con que quiero ser yo mismo, infravalores a los que te siguen o interactúan contigo. Insisto, si no, no abras un perfil en una Red Social. Si lo haces es porque, de alguna forma, quieres ser escuchado, leído o comentado. Pues entonces, debes tratar de conocer, interactuar y conocer qué intereses, gustos y preferencias tienen tus seguidores.

Para más info, mi Twitter, jajajajaja. Un besazo, queridos.



24 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo