Macarena...

"...Aquella noche, mientras me tomaba una Coca-Cola en la barra, solo, esperando que Adela me dijera si por fin nos íbamos al dormitorio o esperábamos al final de la fiesta cuando todos se hubieran ido, se me acercó una mujer de unos cuarenta años muy bien llevados.

Boca grande, pelo rubio y largo, no muy alta, aunque con tacón de infarto, figura delgada y sinuosa, tetas de quirófano caro, piernas bonitas, ojos azulados y profundos. Pero lo que más me llamó la atención fue la intensidad con que miraba y el descaro o desinhibición que se marcaba en sus ojos..."


Extracto de la continuación de "Futuro imperfecto"


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo