Comentarios del foro

Futuro imperfecto. En muy breve, en Amazon Kindle
In Bienvenido al foro
Pregunta lo que quieras
In Bienvenido al foro
Loby65
16 jul 2021
—Escúchame bien lo que te voy a decir mi amor. Si se trata de vivir esta experiencia por conseguir una libertad separada de ti, yo no lo quiero. Prefiero estar por siempre a ti atada, aunque estándolo, tú compartas este cuerpo. Si no es contigo a mi lado, no sería feliz sintiéndome entregada. —Y Silvia se puso en pie y encendiéndose un nuevo cigarrillo, comenzó un pequeño recorrido a pasos cortos, entre el balcón y nuestro comedor. —Si deseas que lo haga, que lo busque y que lo atraiga, lo haré. Pero tomada siempre por tu mano, sintiéndome unida a ti, aunque sea únicamente por el resplandor cómplice en nuestras miradas. Por qué sí mi amor, para poder hacerlo yo te necesito cerca. A pesar de que en esos instantes agitándose dentro de mí, horadada por su carne y mi cuerpo temblando, no solo él se satisfaga. Si con sus besos y sus caricias, con su verga templando las paredes de mi vagina, me otorga el orgasmo, debes hacerlo conmigo al mismo tiempo estando tu dentro de ella, como si fueras tu quien me poseyera, descargando tu semen en su interior, mientras él con su simiente se viene donde el prefiera. —Y me puse yo a su lado para robarle un beso de su boca y el cigarrillo de sus dedos. —Porque si decides entregarme, yo quiero que sea completa. Nunca por partes ni a pedazos, mucho menos escondida o apartada. Y tú eres mi complemento mi amor, quien me da seguridad y confianza con todo el amor que me has demostrado al querer que yo con… Con tu esposo Martha, le haga de nuevo un hombre feliz y seguro de sí mismo. —Ya fue Martha, que con sus ojitos de miel algo aguados por las palabras sinceras de Silvia, poniéndose en pie nos abrazó con fuerza y su actitud de mujer agradecida. —Pero mi vida, así como quieres que yo lo haga con él, tú mi amor, harás lo mismo con Martha. Su esposo me quiere en sus brazos para amarme, pero yo estoy segura de que aún te ama preciosa. Y entonces te juro Martha, que solo me dejaré querer por él pero para que ustedes dos vuelvan a amarse. Y tú mi amor, –me dijo mi esposa acariciando mi mejilla derecha– solo vas a querer a esta mujer, será tuya pero al igual que yo, no por completo. Pues después de compartir debemos las dos asegurarnos de concluir con la persona que en verdad amamos… ¡Como tiene que ser! Le harás el amor con ganas, con las mismas mías al hacerlo con Hugo, con todas tus fuerzas para que sea Martha quien obtenga de ti varios orgasmos y sea feliz. Yo entre tanto a Hugo le enseñaré a romper los moralistas esquemas que le aprisionan en su interior. Así lograremos tú y yo, que ellos dos se brinden después a solas, la pasión y el deseo por el goce que cree Hugo, nunca poder darle a su mujer. —Martha besó de nuevo a Silvia, primero en la frente, luego en las dos mejillas y por último en su boca, aunque ya más casto, más sublime y enternecedor.
Content media
1
0
Pregunta lo que quieras
In Bienvenido al foro
Pregunta lo que quieras
In Bienvenido al foro
Loby65
30 jun 2021
Pues Turista, amigo mío. Yo de “novato” escritor, por culpa tuya y halagos galantes de mi brillante “salvadora”, solo te puedo decir que escribir ha sido mi terapia y como he “vivido” tanto y conocido a tantas personas, al no negarme a conocer, tengo muchas historias bien vividas. De pronto el bloque es por el cansancio, quizás por qué piensas que la historia en tu cabeza no es lo suficientemente buena y no superara a las anteriores. Yo he tenido hasta el momento más “éxito” con El Regalo, que con Mis Notas a Partes. Quizás es por el morbo de la humillación inicial al Rodrigo, el que ha jalonado el resto de los capítulos en esta novelada historia. Lo único cierto es que si piensas continuar tu historia original y no vez por donde continuarla, quizás lo mejor sería posponer es a continuación y centrar tus mente en algo diferente. No necesariamente sexual, salvo que solo pretendas presentarla en la Zoo-ciedad literaria de Todo relatos. Mira a mi rubia y platinada escritora. Poemas llenos de pasión, amor y una frescura dulce en sus recuerdos cuando amaba, era amada y ahora debe estar ocupada con las traducciones de sus obras. Quizás debas cambiar, explorar otros caminos. O tomar café como yo, sentado en la banca de un parque, “observando” a tu alrededor y trayendo la inspiración de regreso. No olvides esa música tuya y los ambientes donde la escuchaste años atrás. Mucha suerte con eso. -. Freddy Casi, casi... Cómo mi rubia tentación Barranquillera.
Content media
0
0
Pregunta lo que quieras
In Bienvenido al foro
Loby65
24 jun 2021
... Extendía sus brazos hacia las alturas de la nada y luego de aquella misma lóbrega nada, sacudiendo las ondas de su melena rizada como el mar agitado, se aparecían albas sus manos y dedos clarificados frente a mis ojos y que sin reparos, acariciaban mi rostro con efusiva alegría y en perpetua ternura, el contorno de mi boca. El fervoroso fulgor en su mirada avellana y la constante sonrisa en su rostro, me seducían con mucha picardía. Aquella risa contagiosa que me alegraba la noche, despejando mis temores y controvirtiendo mi apostólica moral, me animaba a seguir sus pasos; bueno al menos a intentarlo, dando saltos descoordinados, ella arriba y yo abajo. Subía yo emocionada al cielo, despegando la suela de mis zapatos de tacón del brillante entablado y con los brazos abanicando la nube blanca del gas que por ratos permitía exhibir los colores de un arco iris y que a mediana altura, nos envolvía a todos en el centro de la pista de baile, muy feliz Antonella me rodeaba con sus brazos, evitando mi probable caída. Y ella, mi preciosa asistente italiana, se acercaba para cubrir con la esquivada tela mi seno izquierdo, brillante por el sudor y rebelde por su agitada desnudez. Una primera vez, después de la segunda se venció. ¿O no? A la tercera tan solo me lo acarició, presionando la redondez y con su pulgar, rotándolo por encima del altivo pezón. Y entre tanta música, luces de mil colores rompiendo de vez en cuando la oscuridad del lugar, aprovechaba la intimidad que el humo colorido y aroma a fresa nos ofrecía, para mirarme con vibrante intensidad y orillar el grosor de sus labios, sobre los apacibles míos.
Content media
1
0
Pregunta lo que quieras
In Bienvenido al foro
Loby65
08 may 2021
—¿Por qué lo hice? Buena pregunta. Podría hablarle de varios motivos. Cansancio, o que lo hice por la falta de atención de mi marido. Hastío, inconformidad. Pero Rodrigo, creo que la verdad de todo esto es que estaba tan incómoda con mi perfecta y acostumbrada vida social, que me fui quedando como dormida o atrapada sin vivirme plenamente. ¡Sí, eso es! El mundo a mi alrededor avanzaba y yo me quedaba rezagada, retozando dentro de mi perfecta burbuja. Se puede decir que desperté. Más no fue de madrugada ni una mañana. Rodrigo, la verdad es que pasó una tarde, una de esas tan rutinarias en mi vida. —El brillo acaramelado de sus ojos se apagó súbitamente y Martha se sumía ya en las profundidades de sus recuerdos. Diría que aquella tarde abría ante mí, la congoja dentro de su alma. —Vine a tomar algo. –se sonrió un poco– Sí Rodrigo, en esta misma terraza pero en la mesa de allí, la que queda justo frente a la ventana. Estaba con dos de mis mejores amigas. Ya sabes, una tarde cualquiera de chicas. Una loca recién divorciada, la otra soltera y yo, la «feliz» ama de casa. —Martha entrecomilló con sus dedos las últimas palabras. Me hablaba sin apartar su mirada de aquella mesa y su cristalino anochecer. Jugaba distraída con un mechón de sus cabellos, lo tomaba entre sus dedos, deslizándolos hasta llegar casi a su extremo, revisando las puntas sin prestar realmente atención a mi presencia. Vagaba ella en sus recuerdos y yo me sentía como un cura de iglesia, escuchando a la confesión de una elegante y atractiva pecadora. ¿Debería yo, darle algún absolución?
Content media
2
0
Pregunta lo que quieras
In Bienvenido al foro

Loby65

Más opciones